Renovando Todo

Es muy sencillo dejarse caer y olvidarse de todos los méritos que se han alcanzado cuando uno entra en depresión; los amigos parece que se van de nuestras vidas y nos enfocamos en las deficiencias. Creo estar en lo cierto cuando aseguro que no soy el único que he pasado por tiempos difíciles, lo mejor es darnos cuenta que es hora ya de abrir los ojos a la realidad y comprender que lo peor que nos ofrece la vida es precisamente aquello que nosotros consideramos malo, puesto que entre dardos de virtud y veneno no hay mucha diferencia salvo la percepción, aquello que algunos usan para impulsarse y ser mejores, otros simplemente lo asimilan como toxicidad permitiendo que les afecte mucho más de lo que debería.

Por eso siempre he dicho que no es agradable darnos demasiada importancia, total, opiniones de todo tipo vamos a encontrar allá afuera, lo importante es aprender a crecer y no dejar de hacerlo; si nos afanamos a temporadas baja, a ilusiones, a cosas que todavía no están ahí, eso según sé se llama ansiedad; y la ansiedad no es otra cosa que el temor al futuro. Así como la depresión es el miedo al pasado y el estrés es la desesperación ante vivir el presente; pero es tiempo de relajarse, entender que las cosas tarde o temprano hacen su función. Absorber lo más que podamos y seguir en pie, dando chance al desarrollo personal y abriéndonos a lo que haya que coincidir del interpersonal.

Hay muchas personas valiosas, que no nos quieren ver tirados al drama y entregados al dolor; a ese tipo de gente hay que escuchar, seguro habrán de aconsejarnos de acuerdo a lo que saben. No todos son malvados, es claro que cuando nos sentimos miserables, pensamos que el mundo en general está y estará en nuestra contra, cosa más errónea no podría pasar, pues cada uno pelea sus batallas y nadie tiene tiempo de andarle haciendo la vida imposible a los demás.

En fin, esta nota es escrita como prueba, pues tengo que corroborar que algunos cambios que he hecho en el sitio se están funcionando. Los cambios ocurren todo el tiempo, a veces habrá que aprovechar los malos ratos para continuar renovando todo.


Brianna Hildebrand

A pesar de qué he escrito a lo largo de los años cerca de novecientas entradas de diferentes temas en general, creo que hasta el momento no me he dado el gusto de escribir de, por ejemplo, algún "crush" en específico de, ya saben, las chicas de la televisión o la pantalla grande por ejemplo. Hoy le dedicaré el título y el último párrafo de esta nota a una chavita que desde hace uno o dos años me parece tremendamente linda, como mero homenaje solamente; ya después que tenga chance, podré publicar algo más en forma. He atrasado varios proyectos debido a mujeres atractivas como no tienen idea, pero ese es tema de otra entrada.

Quizá vivir repleto de frustraciones está bien a veces, la presión extrema puede convertirse en un motor o una olla a punto de estallar, y conocer tanto nuestros límites como nuestras formas de afrontarlo es la manera más conveniente de salir adelante. Lamentablemente yo reconocí antes de que el año pasado terminara que este sería el más difícil para mi vida debido a un sinnúmero de variaciones de estado por las que estoy pasando, no voy a mentir, sigo en la misma premisa, haber tomado malas decisiones desde ciclos anteriores me tiene cautivo en una prisión de frustración, infelicidad y paranoias constantes; pero sé que mi cuerpo, corazón, mente, alma y espíritu han alcanzado la fortaleza suficiente para salir avante de esta mala racha.

Mi situación actual es, para quienes no se han dado cuenta incluso conociéndome, que atravieso un tobogán de negatividad que me consume lentamente; tratando de mantenerlo lo más al margen que he podido he recurrido a una cantidad considerable de opciones desde el aislamiento, la falta de expresión, el miedo, la huida, hasta la autocrítica pública, burlona y destructiva, el despotismo y el egocentrismo.

Como experimento cualquiera creería que ya es tiempo suficiente, pero el rito no termina aquí, no es posible, no es algo al alcance de mis manos; el cambio llega conforme la máquina puede funcionar, y la misma no se puede echar a andar si se han robado los engranes, si le falta lubricación, si no tiene impulso. Probablemente algunos de ustedes me comprendan y tal vez sean como yo, que trabajan de manera óptima cuando encuentran la armonía en el entorno de su andar, pero mientras eso sucede trastabillan entre caerse y mantenerse en pie hasta que el tiempo y el karma les devuelvan la razón.

Brianna es una preciosa chica de 21 años actualmente, es mayormente conocida por haber interpretado en la película de Deadpool a Negasonic Teenage Warhead. Entre sus características estéticas personales que la hacen especialmente atractiva para mí está el hecho de que ha salido con el cabello muy corto, casi nulo, ya que guardo una premisa en mi mente que siempre respeto en relación a la lindura femenina, y esta es que si una dama me gusta tengo que asimilarla rapada, para corroborar si es belleza genuina o no. De la actriz en mención me parece estupendo su puntiagudo mentón, que va de acuerdo al resto de su estructura ósea y la redondez de su pequeña cabeza; su pequeña pero muy bonita nariz, el contraste de sus ojos con el claro de su piel es perfecto también, sus orejas son pequeñas con lóbulos internos (cosa que siempre observo en ellas), la forma equilibrada de su cuello en proporción al tamaño y aspecto de sus hombros concuerda con una presencia corporal atlética y al mismo tiempo elegante. En fin, ya no quiero seguir con ese tema, solo era una probadita de lo obseso que me pongo a la hora de analizar y escribir de alguien que me atrae.


De Humanos a Simios

La comprensión humana va más allá de la simple existencia del ser, pero resulta inadmisible querer colocar a las fibras más sensibles del conocimiento en la misma línea transversal de virtudes y valores una a una, porque, a decir verdad, nadie en el absoluto universo es capaz de contradecir o advertir asociación a ideas, que por demás al final son al punto cúspide pretencioso del entendimiento; lo que quiero confesar entonces, es que nadie es suficientemente inteligente como lo presume.

Dunning-Kruger está presente en la mayoría de seres, y honesto es expresar que yo mismo he sido víctima y parte fundamental del proceso mismo de deterioro intelectual a manos de tanto detractores como probables "cebolleros". Nadie es lo que cree ser, y eso coloca a la humanidad en una vorágine de descontrol y desconocimiento que al paso de los siglos nos involuciona nuevamente en simios, por decirlo de alguna manera.

Me gusta creer que hay un optimismo generado por la vanidad en el entorno, una falsa asimilación de la realidad, en medio de la que, siendo el más oscuro y poco probable objeto de capacidades lógicas, me hago uno más del grupo. Hay que aprender a reírnos de nosotros mismos, a burlarnos del fracaso ajeno como lo haría cualquier persona falta de potencial deductivo.

En fin, la historia es reiteradamente un vínculo del -yo creo pertenecer, con el -yo tengo qué.

Refúgiate en los brazos de la música, inspírate en los labios del amor, adopta como parte de ti a la aventura, que no te identifiquen como uno más, que les sea imposible, que el volverte parte de un molde les cueste la vida misma.


Quiero mis AirPods

Tengo que ser honesto, me estaba asustando antes de tiempo; pero está bien, en parte es bueno ser paranoico, no confiarse demasiado en las cosas que presenta la vida. He estado trabajando en algunos desarrollos independientes para las apps de productos de algunos conocidos, me ha gustado el reto, hay que sacar adelante todo eso.

Aunado a lo anterior, mis sistemas locales están más automatizados, eso en beneficio de colocar siempre la información en el lugar y la forma correctas, fascinante. Ahora puedo colgar cambios al server desde la lap, desde el escritorio, o remotamente desde donde me encuentre, sin tanto rollo. Necesito bajar la vieja pc y extraer un par de archivos de ahí también, de aquel producto de software que programé como tesis, pues me servirán de mucho para mis proyectos futuros.

Qué más tengo pendiente, ah sí, anoche soñé con Daniela, pero de las formas más lindas que nunca la hube soñado, espero que le esté yendo bien en la vida sinceramente; se veía muy feliz en mi sueño y tengo la sospecha de que así es en la realidad, me encanta eso. La escasa socialización me pudo haber dejado consecuencias negativas, pero estoy trabajando en ello, estoy trabajando como loco.

Estoy preparándome también, estudiando a más no poder, desde que amanece hasta que el día termina me sumerjo en universos de reglas y códigos que en un futuro próximo espero me sirvan de mucha ayuda. Ya sé, ya sé que me quejo mucho del karma y todo eso, pero hoy amanecí de buenas, tengo que actualizar tres proyectos y como no hay nada más qué hacer, espero el día me sea suficiente para conseguirlo y leer y estudiar un poco al mismo tiempo.

También he de cargar el pago de la señora Gaby, qué simpático que me haya confiado hoy mismo en la mañana la información de su tarjeta bancaria, me sentí halagado y al mismo tiempo un poco nervioso, ese tipo de datos, por cuestiones de seguridad uno nunca debe de confiárselos a nadie, por muy honesta que sea la otra persona, los canales de comunicación podrían no serlo, consideren esto como un consejo.

Otra cosa, los AirPods siguen pendientes en mi lista de compras, ayer fui a Galerías y no los tenían, por recomendación de Paps iré a Andares a ver si ahí los tienen, ojalá que sí, y espero que sean tan buenos como me he imaginado. Ya, eso es todo, ahora sí dejé este post como una entrada en un diario personal, ni modo. Para la próxima me pongo filosófico o dramático, hoy no tenía ganas.