Fruto

Me he quedado un poquito atrasado con la publicación de artículos que tengo pendientes, ha sido por razones diversas, desde andar de aquí para allá viajando a visitar a mis padres, a que entre semana los tiempos a penas han dado de sí para permitirme empezar la mudanza, y todos los inconvenientes durante eso.

He de mencionar que estoy alegre por lo que parece ser un nuevo lugar de residencia, mi plan es mudarme el día de mañana; ya he llevado varios viajes y me quedan pocas cosas pendientes. Dejaré aquí muy pocos artículos pendientes, más loza de cocina que otra cosa, aunque también queda en trámite el traslado de la computadora de escritorio, el pequeño refrigerador, la bicicleta, unas cobijas y los dos cuadros que tengo en el cuarto.

No sé, se sigue sintiendo algo extraño el asunto de cambiarme de lugar; me gusta aquí, al menos me gustaba hasta que empecé a notar todas las dificultades que me presenta el lugar, desde los vecinos que no dejan de incomodar a el quedarme sin servicio de agua una o dos veces al mes, una ridiculez que eso ocurra.

Me iré a un punto más cercano a donde pasa el transporte del trabajo, así que ya no podré poner excusas para tomar diariamente Uber, que dicho sea de paso me cuesta una fortuna al final del mes, también, es muy probable que me presten lavadora, por lo que el servicio de lavandería sería otro más que elimino de mi lista de gastos. Qué decir del hecho de que al estar tan cerca de una de las plazas que más me gusta de Guadalajara, tendré tiempo y forma de irme al cine a cada rato, escribir los análisis correspondientes y leer mis los tan amados libros de mi colección, que al día de hoy suman ciento ochenta.

Además todo lo anterior espero se resuma en una cosa más importante que todas: Tiempo. Teniendo más tiempo disponible podré realizar muchas más actividades de toda índole en beneficio personal y de crecimiento interpersonal. Claro está que todo depende de mi deseo, convicción y determinación a la hora de hacer las cosas, porque no es lo mismo proponer que alcanzar resultados.

Como ésta, muchas notas se me han quedado guardadas en la mente debido a la falta de tiempo y sobretodo de herramientas en el momento de querer hacerlos partícipes de lo que han en mi mente; quizá no sea pronto, pero tarde o temprano tengo la certeza de que esas ideas locas que se me ocurren podrán ver la luz, y lo más maravilloso de todo es que, llegará el día en el que darán fruto.

Reservación

Por recomendación y necesidad, he solicitado unos cuantos días de descanso durante el mes en curso; la primera temporada la pasaré en Colima, de visita con mis padres, relajándome un poco y sobre todo, quitándome de la cabeza las cosas negativas que me han venido intrigando.

Hay que aclarar algo importante, yo mismo he permitido que esas raíces crezcan en mi interior, dejándome débil y produciéndome malestares físicos, emocionales e intelectuales; digamos pues que es una confesión de lo poco que he hecho por mejorar mi vida estancándome en situaciones del pasado que como un virus, se alteran el organismo.

Pero bueno, después de la confesión, como siempre, viene el plan a sacar adelante, esperando nuevamente sea posible y funcional; al cambiarme de domicilio, lo primero que conseguiré será que el entorno distinto, de un hombre con necesidad de constante movimiento, me ayudará a sanar.

Junto al nuevo entorno, la cuestión logística más sencilla y la simplificación de uno que otro proceso en el diario vivir, llega la reincorporación al orden, pues para alguien como yo, el orden personal es lo más importante, y mientras eso esté fuera de mis manos, lo demás, lamentablemente me cuesta el doble de trabajo de mantener en buen curso.

En este momento solo espero a que me entreguen mi cama para mudarme, pero mientras tanto, y según Amazon, el librero que he comprado llegará mañana, así que lo primero que llevaré a mi nuevo domicilio será mi pequeña colección.

Unos días más adelante, a finales de mes, me iré de paseo a un lugar tranquilo a liberarme de cualquier tensión que pudiera quedarme encima; para lo que ya he hecho verbalmente la reservación en el hotel que me han recomendado; eso sí, lo más probable es que hasta mañana haga el pago.

Eso ha sido la semana; no he leído, no he ido al cine después de la segunda vez que asistí a ver Spider-man, he visto la primera temporada de Mr. Robot (que por cierto, está escalando a una de mis series favoritas al momento, tanto por la temática nerd como por los problemas sociales que involucra); me he estado atrasando con mis notas, con mis textos, con mis blogs, básicamente estoy en un punto de inflexión en este momento, solo expectante a dar el siguiente paso. Ah sí, una cosa más, uno de mis clientes no me ha pagado desde hace más de tres meses y eso me hace sentir más incómodo de lo que debería, pues una parte de mí cree que dejaremos de trabajar juntos y no me pagará, espero estar en un error.

Navegador

No sé ustedes, pero yo tengo un constante pleito con los navegadores, los proveedores de servicios de Internet y las páginas web; todo debido a lo fastidioso que me resulta que acumulen información mía y a la par, creando montones de datos basura en sus servidores, pero como "basura" que me pareciera, obviamente es fácil definir un completo perfil de mi persona, la sombría manera en la que me desenvuelvo y demás.

Afortunadamente mi mente está puesta en el lugar ideal, ni muy cargada de estupidez, ni muy sobria; suficientemente apta para considerarme a mí mismo valioso, pero no tanto como para sentir que merezco ser alabado por mi sola existencia. Todas esas cosas, que en conjunto fortalecen el equilibrio espiritual, intelectual y físico me hacen agradecer la manera en la que, si en algún punto yo me pongo a ver la ventana a mi pasado que he descrito a detalle entre entradas en blogs y publicaciones en demás sitios, quedándome halagado y feliz durante el proceso.

Errores hay, por demás está confesárlos; y claro que me lleno de negatividad de vez en cuando, pues humano soy; pero sería exagerar si afirmamos que solo a mí me sucede eso, pues vivimos en un mundo en común, padecemos la mayoría de nosotros circunstancias similares, y en diversos puntos de nuestras vidas tenemos que aceptar responsabilidades, tomar decisiones y vivir con ello.

¿Y por qué mi pleito del que hablaba hace un momento? Bien, he decidido instalar otro navegador debido a que el que trae por defecto el sistema operativo no me satisface; y causaría conflictos internos en Chrome si lo pongo a hacer ambas cosas al mismo tiempo, sería como reetiquetar, y eso resulta disfuncional. Google, si leen esto, ¿hay algún modo de dejar corriendo su navegador en segunda instancia sin necesidad de entrar al modo privado y evidentemente simultáneo?

Actualización: Ya busqué mi pregunta, y vi que sí hay modo, así que retiro lo dicho, déjenme ver cómo le hago para que se vuelva funcional en mi equipo; porque hay un pequeño bug entre el cambio de ventanas en MacOS Sierra que cuando ejecutas Mission Control, teniendo desplegadas al máximo disponible las mismas (sin estar en pantalla completa) y al mismo tiempo oculta la barra de menú, al hacer switch entre ellas la que queda al frente reduce su altura (dejando el espacio que ocuparía el menú); y aunque no lo crean, esa nimiedad me es incómoda, me disgusta.

Ambigüedad

Hace tiempo que defino la ambigüedad como una forma de humillar a otros, y les voy a explicar un poco por qué creo que así es: En primer lugar, quien es ambiguo es alguien que no habla con honestidad y no llega a un punto específico, al hacer eso, internamente esa persona está queriendo demostrar que es superior intelectualmente a la otra, pues la otra jamás se enterará de la verdad completa; así, quien dice la verdad a medias, lo hace con el simple propósito de engañar.

Pero bueno, no recuerdo por qué había dejado esa nota mental a medias... Hablemos de cosas más lindas: Hace un día solamente he decidido reiniciar todo, y aunque les cueste trabajo creerlo, una de las cosas más importantes para conseguirlo es salirse de todo esquema y concepto preestablecido, abandonando aquello que ya habíamos adoptado como propio y dando una vuelta completa de tuerca en vísperas de un camino diferente.

Como parte de ese experimento en carne propia, he iniciado un proyecto que tenía tiempo en mi mente y no había podido sacar a la luz; que involucra mucha de mi atención y capacidad de retención, pues estoy hablando de un sitio en el que publicaré mis notas mentales y resúmenes de aquellas cosas que vaya aventurándome a vivir; desde la lectura de un libro, el terminar de ver una película o una serie de televisión, visitar algún lugar e incluso, en un futuro próximo, mencionaré cuando conozca a alguien.

Todo con el fin de darle un formato más organizado  mi día a día; tal vez lo ignoran pero soy alguien bastante obstinado con la calidad de las cosas que escribe y prepara, y si bien es cierto que mucho de lo que he dicho, escrito o hecho en el pasado está cubierto de errores, conforme pasa el tiempo he venido puliendo mis técnicas y aprendiendo mejoras que, aunque no me hagan perfecto todavía, sí me dejan con un mejor sabor de boca tras terminar de redactar algo, cualquier cosa.

Y bueno, también es parte de mi evolución humana; pues el quedarme estático no ha sido y nunca será algo que me nutra y haga sentir bien en la vida, pues siempre será necesario tener en cuenta el momento en el que una nueva idea surge y se saca adelante. No lo sé y no lo saben, pero hay la probabilidad remota de que en un futuro próximo mis actividades estén más relacionadas a este mundillo de lo que actualmente.

En fin, en definitiva no me gusta tirar la toalla en señal de rendición, y antes de dar mi brazo a torcer en ese aspecto, prefiero motivarme nuevamente reinvirtiendo en mí, reinventándome, renaciendo y reiniciando; para que al día de mañana que vea mis errores del pasado, piense, al menos fui capaz de superar tal y cual fase, y... Estoy sorprendido de la cantidad de energía que consumimos todos los días en afán de conseguir nuestros deseos, más adelante les hablaré de eso, por ahora ya me voy que son casi ls cuatro de la madrugada. Hasta pronto.