Logro

Tras la primera semana cuidándome con la alimentación (cual no mentiré, no ha sido perfecta, ya que me comí una pizza anoche que me terminé hoy en la mañana), la llevo más o menos bien, mi cuerpo, empieza a desatolondrarse a reaccionar de su adormitamiento, no soy un atleta todavía, y mañana veré si fueron tres o cuatro kilos los que perdí durante la semana, pero de empezar pesando 99.0 kgs el domingo y lunes posterior (cosa que me aterró) tras haber atravesado por tremendos periodos de pesar intelectual y social, más o menos vuelvo en mí.

No es nada sorprendente, de hecho, pocos notarían el cambio, pues mucha de esa grasa acumulada era almacenamiento de agua en el organismo por días de comer mal, con una dieta alejada de carbohidratos sintéticos, basada en alimentos naturales, es lógico que la reacción de mis sistemas sea benéfica; además, tras haber descubierto que soy propenso a inflamaciones causadas por el gluten, ya se imaginarán, las tristes travesías por las que hice aventurarse a mi cuerpo.

Pero como he dicho, hasta ahora solo es inflamación lo que he dejado atrás, y así seguirá por un tiempo; para después comenzar a eliminar grasa, estoy trabajando lentamente, sin prisas. Y les confieso, hoy estuve a punto, a casi nada, de largarme a cenar tacos. Pero no. Aguanté y eso es lo que le dio el mote de "logro" a mi día. Mañana me pesaré de nuevo a ver cómo me ha ido, pero sí, internamente siento más ligereza y sé que aunque no se note por fuera, los cambios ocurren así, despacio, a consciencia.

Vela

Necesito aceptar que mi vida sería mucho más sencilla si mi cuerpo no tuviera la necesidad de descansar y dormir durante una fracción del tiempo del día, ya que como hoy, las noches que me quedo en vela, me vuelvo una persona extremadamente productiva, avanzando con pendientes y sacando adelante proyectos e ideas. Leyendo, escribiendo, les juro que hasta tiempo de salir a caminar y apreciar la naturaleza en medio de la noche me da, me gusta mucho.

Pero sé, por otra parte, que me cuerpo me termina cobrando factura cuando no duermo durante el suficiente tiempo, así que, amigos, me voy a intentar dormir de nuevo, que estoy en pie desde las doce y he leído un pequeño libro de noventa páginas, otros veinte capítulos de uno más, he escrito aquí, he enviado declaraciones fiscales informativas, he visto unos cuantos cortos de películas venideras y he comido, cenado, no sé cómo se diga, una lata de atún por el hambre que de momento me surgió. Son las cuatro y media, la música en mis oídos es deliciosa, el clima no está tan caluroso como durante el día, por lo que estar frente a la computadora no es igual de cansado en ese sentido, ya pues, me largo, con el cerebro activo y las ganas de seguir produciendo.

No le digan a nadie pero mi sueño, es algún día dedicarme a esto, a escribir, sin importar la hora ni de dormirme ni de despertarme, mostrando más de mis pasiones a mis lectores; libre de creatividad y explosión intelectual, porque entre letras como mujeres hermosas, déjenme decirles, las cosas son más sensuales durante la noche.

Especial

¿Qué de especial puede tener un 24 de Mayo como hoy? Quizá nada, no lo he podido enlazar con ninguna otra fecha importante en mi vida, sin embargo, estoy hasta el hartazgo de algo, necesito resolverme, sé que soy un rubik de lo más complejo pero hasta esos tienen métodos de comprensión a partir de algoritmos, es hora de actuar en beneficio propio, la necesidad es inminente.

Había estado ignorando la situación en el intrínseco deseo de no seguir regándola, pero lo hacía, caía, ante la tentación y el agobio que el estar en "solo" podía permitirme; he optado por compartir el mérito, por abrazarme de una sombra que según había dejado atrás, para colmo, conservé un poco de su fragancia en mi hábitat, recurriré a eso, a agotar las últimas dosis que me quedan y a partir de ahí seguir por mi cuenta, en un particular punto de vista he de mencionar que me habría sido menos complejo si se me presentara la oportunidad libre de yugo, pero no sucedió, solo me queda procesarlo.

Sentirlo no es suficiente, por primera vez no habrá espectro visual reflejo evidente de la constitución de carga en la que me he sumergido, basta ya de ser propio y bienvenido el mundo vil y abrupto que me corresponde, le he escuchado incontables veces tocar a la puerta, había hecho oídos sordos al respecto, pero venga ya que es el tiempo, el momento, el aquí, el ya mismo, la hora justa de aplicarse.

Dos cajas, una de cada fórmula, una voluntad poderosa y el preciso autocontrol son las herramientas a la mano para darle a la tarea; encontraré los lugares apropiados para no sentirme presa, el asunto importante ahora es difuminar la patética presencia despreciable que ronda mi estadía, guiarla a su salida de mi vida, expulsarla por completo, que siga su andar para con alguien más, que yo debidamente he de activar las neuronas positivas en mí.

Regreso

De regreso a la realidad, aunque a bien está decir que mi sueño se está acrecentando, y me gusta, lo amo. ¿Qué pasó durante mi ausencia? Pues fui a verla, a conocerla como había quedado; y decidí ser completamente sincero, serio, verdadero, sin ocultar quien soy para evitar sorpresas innecesarias, y caray, me sorprendí de ella, me sorprendí desde el hecho de que habiendo incluso llegando quince o veinte minutos tarde seguía esperándome; fue un milagro, una deliciosa dosis de misericordia del de arriba, un guiño de su bondad inmerecida para mi vida.

Así es, estar ahí durante un par de días y contemplar con la mentalidad abierta a lo que había alrededor, descubrir que no soy el miserable que muchos han dejado en dicho sobre mí me llena de alegría, me conmueve y obvio, me hace sentir satisfecho ante la felicidad encontrada en donde jamás la hube imaginado.

Porque así pasa, las sorpresas llegan desde puntos imprevistos del andar, entre pasillos que parecen laberintos puede surgir una puerta que se vuelva atajo directo a la salida, y adiós a la toxicidad, a quienes te han juzgado simplemente porque no te regalan un poco de comprensión y se van de ti para "ser mejores", así, en tu ausencia, presumiendo lo que ellos creen que les vendrá mejor.

Me he dado cuenta del beneficio de mi ausencia para algunos cuantos, mejor es aprender de lo bueno que ha sido el karma para quienes bien hacemos, decimos y pensamos para con los demás; nadie merece mi desprecio y nadie debería de andar por ahí señalando a otros; pero lo hacen, aunque tarde o temprano descubrirán la verdad y su universo se transformará, lamentable para quienes mal actúan, estupendo para los que hacen bien.

—Hola. ¡Viniste! Wow!
Mis expresiones de sorpresa al verla. Mis niveles de emoción estaban fuera de mí, pero sí, cumplió con su palabra, y sí, es una persona muy bonita. Desde que la charla comenzó me sentí libre de decirle las cosas tal cuál las vivía, que hay quienes solo me buscan por conveniencia y alejándose en cuanto ven de mí el deseo de cercanía, que hay quienes, por otro lado, que pudiendo haber hecho las cosas bien desde el inicio, decidieron pedir espacio y una vez se los di quisieron recuperar la atracción que habían asesinado, y hay quienes somos sinceros, que preferimos decir lo que pensamos, a veces divirtiéndonos con sarcasmo, otras con perfecta honestidad.

Ha sido una bendición y dicha enorme que no te molestara que sea un "troll", ya desde ese punto supe que podía ser y no había necesidad de actuar con falsedad ante ti, y que si bien es cierto que hay muchos que no entienden la sabiduría inmiscuida en la ironía, en tus ojos advertí que eres bastante genial, y llena de simpatía. Me gustó lo que conocí y espero conocerte más. Gracias por la aventura, por el momento, por las tres horas, por la caminata, por acompañarme al "check in", por decirme dónde está tu casa, por entender el significado de mis letras, mis estados de ánimo y las amalgamas que aquí ocurren, te mereces un enorme beso, sin lugar a dudas posees un alma divertida, alegre y simpática que quiero seguir descubriendo. Gracias, de nuevo, por todo.