Líneas y Dolor

No existe la mujer perfecta, por más que busques tratando de encontrar a una que supla todas tus expectativas jamás lo vas a lograr, porque ahí estás tú, mírate al espejo si quieres, definitivamente nadie te ha pensado como el "hombre ideal", y aún así, incluso con todos tus desplantes y defectos, hay quién te ha dicho que te quiere; aunque a la mañana siguiente seas el único que en su afán por la excelencia te hieres.

Tarde se me hace escribir un libro con la cantidad de estrofas que le declaré a ella, pensando que era una diosa, tratándola como reina; pero el defecto estaba implícito en mi creencia, tenía que entenderlo al fin, que es tan humana como yo, con una cantidad de errores de similares dimensiones, y que si no soy afecto a eso, entonces me obsesioné con una idea, llenando a propósito mi camino de aflicciones.

Cada día mantener mis emociones en el anonimato por mero gusto se vuelve una épica contra el ego que revienta mis deseos más humanos de autosatisfacción y búsqueda del placer por el solo hecho de poder experimentarlo, pero mi conflicto crece cuando lleno de visiones factibles el futuro próximo y entre gritos y arrebatos de consciencia frente al reflejo de mis inspiraciones apaciguo con palabras claras mis emociones.

Me digo que el mañana es de los contracorrientes, de los que no se pusieron a pelear contra otros más que contra sí mismos, moldeando más allá de un carácter, una personalidad completa, entregando integridad, demostrando que es posible la supervivencia; los cambios se experimentan y traen consigo la experiencia.

Nací una generación antes de tiempo, lo sé por mis constantes análisis, sin embrago no me he rendido todavía; porque mis piensos van más allá de una o dos décadas, mis intenciones están aquí dichas y mis propósitos claros para mis últimos días, después de ser posible; que mis letras se encuentren declaradas para aquellos que saben encontrar la hermosura entre líneas de texto terribles.

Si no se entiende qué mejor, pues de eso van algunas de mis canciones predilectas, porque entre líneas se esconden los mensajes más poderosos, abiertas a interpretaciones están las verdaderas sensaciones que el cronista experimenta al redactar un cuento, una historia, una bitácora esporádica; pues los ojos son la puerta a un alma que podría estar llena de dolor, y queriendo decirle un poco, aquí está la mía, no eres la única.


No Te Enamores De Mí

No te enamores de mí, porque no te convengo, porque si no te conoces no es posible que me conozcas como yo quisiera, porque si no te has enamorado de ti primeramente, difícil es que entregues un amor genuino y sincero como el que yo profeso.

No te enamores de mí si no tienes tiempo para pasar conmigo, si no tienes ganas de aventurarte a conocer el mundo a mi lado, si no tienes esperanzas en crear y ver crecer una familia hermosa de la cual seamos testigos.

No te enamores de mí si crees que soy como todos los demás, que voy a hacerte daño solo para conseguir que pases la noche, o que voy a cambiar con el paso de los días dejando de ser gentil y convirtiéndome en un constante reproche.

No te enamores de mí si tu intención es que abandone mi humilde corazón, que deje atrás en el olvido a las personas que también me aman o a quienes me importan a consideración.

Mi existencia en el presente no es y nunca será consecuencia de mis propios méritos, hay muchas personas alrededor que me han ayudado a confiar, me han llenado de afecto no los pienso nunca defraudar.

No te enamores de mí por lo que tengo o puedo darte, si tu motivación está puesta en lo tangible será tan efímero lo que sientas como algo perecedero, y no me interesa acabar en lo más profundo de tus recuerdos, en un basurero.

No te enamores de mí si piensas que soy perfecto, no te obsesiones e idealices lo que soy, porque mi vida está colmada de fracasos y errores; no te enamores de mí si no te consideras capaz de superar pruebas a mi lado, porque en la vida hay momentos buenos y malos.

Tampoco te enamores si no quieres ser protagonista de mis textos e inspiración de mis poemas, si no planeas ser cada día motivación de mis sonrisas, si en tus objetivos no está recibir besos a diario, abrazos reconfortantes y caricias constantes.

Porque qué triste es que al enamorarte de mí consigas que mi corazón se vuelque en tus manos y un día oscuro decidas abandonarlo, qué horrible es tener que pasar por periodos de tristeza como consecuencia de que hayas usado como moneda de cambio tu ausencia. Si vas a actuar así, por favor, no te enamores de mí.


Cerrar el Ciclo

Tenía un poco de sueño hace un rato, pasar el tiempo frente a la computadora ha hecho que se me quitara, y eso, en parte es bueno, porque dentro de un par de horas tengo que tomar un vuelo y honestamente no me sentía con la confianza suficiente para estar en el aeropuerto a tiempo. Mejor así, me espero a que se haga la hora de irme, trato de dormir mejor en la noche de mañana.

Habría muchas cosas que quisiera contarles, entre todas ellas, que al parecer mi modelo de negocio freelance finalmente va a evolucionar, si es que llego a un acuerdo con mi jefe, lo que permitiría que me enfocara en otras cosas con él y la empresa en general como "partner" comercial.

Tengo que ir a Guadalajara por la computadora de escritorio durante este fin de semana porque estoy acostumbrado trasladarme ligero, eso de cargar con mi mochila a diario como que no. Además, corro el riesgo de que algún "gañán" me la arrebate de las manos, llevándose consigo la lap que tanto me ha servido.

Desde que me mudé a CDMX ha habido algunos detalles de mí que he dejado en modo de espera; aunque estoy consciente de que todavía no me siento parte de esta ciudad que amablemente me abrió sus puertas, creo que ya está siendo hora de cambiar mi postura, por eso estoy con el pendiente de cerrar el ciclo en Guadalajara, además la computadora, quiero que de una vez los de Axtel pasen por su equipo, que nada más se hacen sordos y me siguen cobrando los canijos.

Al fin decidí actualizar mi información laboral en LinkedIn, me daba un poquito de pena porque hube comentado a muchos de mis amigos y conocidos que iba a entrar a Biva (en calidad de consultor subcontratado), pero resulta que la persona dentro de la bolsa de llegar a un acuerdo mis jefes ahora no contesta los mensajes, ni atiende a las llamadas telefónicas, dando como resultado un grave caso de "ghosting"; pero ni hablar, creo en las cosas de las que soy capaz, veo esa situación como una oportunidad de crecer en un área distinta solamente.

¿Se acuerdan de Fernanda, la chica de la que les hablé en el último post? Caray, no tengo modo de hablar con alguien así por lo nervioso que me pongo, pero ya llegarán mis días buenos en los que el horror no me acompleje y me permita ser sincero mostrando que en mí también hay montón de virtudes. Es cierto, he de mencionar que tengo pensado escribir uno que otro texto que dé continuación a esa historia en concreto. Ya pues, excelente Sábado, a ver cómo me va en mi viaje, esperemos que sea un éxito rotundo.


F

Tenía que explorarlo, tenía que liberarlo, me gustaste desde el momento exacto en el que te vi aquella tarde de verano haciendo fila frente a mí; y lloré ante mi miseria, recordé mi aspecto ante el espejo y me reduje a nada sabiendo que no habría forma de llamar tu atención, pues nunca he sido atlético, inteligente, agradable o atractivo siquiera.

Así empezaron en mi vida una serie de capítulos que una vez tras otra dejaron ver lo débil que era en todo sentido. Mientras más me obsesionaba con la idea de volver a verte, más me dolía lo lejos que te encontrabas circunstancialmente de mí; cuando yo me acercaba a la rectitud en vísperas de ser un hijo agradecido con mi familia, tú desenfrenabas entre fiestas y borracheras.

Nuestra historia era una versión insípida de Forrest Gump, en la que mi debilidad no era ningún retraso, sino todo lo contrario, el sobrepensar las cosas; el hecho de que seas mayor a mí, de que mi apariencia sea definitivamente ajena a cualquier elemento que cause magnetismo hacia las mujeres; con mi charla torpe y entrecortada, no me quedaba más que verte en la cima de mi Universo, como una musa inalcanzable, equiparable a Tassi en mi mente, mi único amor platónico.

Conforme redacto esta carta debo mencionar que es claro que soy un tipo que de alguna forma cayó en el desamor y las consecuencias que eso trae consigo; no logro salir de esa miseria por mucho que me esfuerce, realmente hube invertido tiempo y ganas en mí para cambiar, para mejorar, pero dejé pasar el tiempo y lo más próximo que tengo a F es algo que le pedí me hiciera, solo eso.

De las mujeres el cómo se vean atrae y conquista mis ojos, pero el cómo se relacionen, el cómo funcionen es lo que conquista mi corazón. Tú, en ese pequeño desplante de personalidad, una dama despreocupada y consciente de lo que llevaba encima, saltaste todas mis expectativas y colocaste la vara de mis gustos muy en alto. Aunque eso como vestigio me ha impedido acercarme y abrirme confiadamente a personas que podrían ser especiales.

Me gustaría que supieras que ambos tenemos detalles en común, los dos hemos perdido hermanos, los dos somos amantes de la filosofía y las letras, los dos nos maravillamos por el arte, aunque tú lo plasmas y yo lo redacto, los dos creemos en una forma de amor romántico que parecería extinto, pero comprendemos claramente que está ahí, esperando a ser parte de nuestra felicidad.

Y así, en una obsesión que surgió una tarde mi vida de estudiante pasó desapercibida, empecé a escribir con más constancia, le agarré el gusto a hacerme amigo de mis profesores, a trabajar siendo buen empleado, a enfocarme por conseguir metas. Pero mi meta mayor siempre estuvo incrustada en mi subconsciente, en mi memoria; durante mucho tiempo te volviste inaccesible, hasta que hace poco más de un año por fin me animé a decirte algo pequeño, a pedirte algo para que me representa; estoy seguro de que jamás le encontraste el significado que yo le di a esa pieza.

Tal vez un día tenga el valor suficiente para acercarme a ti, porque incluso cuando me entregaste mi encargo no hubo necesidad de vernos, creo que habría colapsado de darse el encuentro, me debilita tu sola presencia, tus palabras me alegran el día, tus fotos le dan razón de ser a mis ilusiones, todo para confirmar que efectivamente, el amante eterno siempre ha visto musas donde es ignorado, porque la pasión desbordante surge entre ideas y memorias, cuando la realidad es la embestida de un monstruo que aplasta cada sueño imposible.