Carencia

A veces uno realiza pagos en los que el cobro por alguna razón surge dos feroces ocasiones, ¿y llorar por eso? No, para nada, basta con esperar unos días a que el asunto se solucione de lleno. Está el hecho de querer terminar pendientes y congraciarse con los demás puntos específicos de la vida, todo conforma y unifica el verdadero poderío del astro que en cuestión se está desarrollando.

Se necesita más y más para continuar creciendo, desde las unidades, hasta los billones, no hay modo de reparar en mantenerse quietos, solo queda seguir formulando cuestiones que nos llenen de capacidad de hacer y crecer, a manera justa, esperemos sí, pues a como se ve de asqueroso el mundo, hace falta ser un poco sucio para trepar y patear desde la cima.

Es cierto, analizar a otros es lo que mejor se me da, y nadie nunca ni nada podrá liberar a los demás de mi mente crítica e intelectual; sin embargo, el destino de los puntos a seguir está siendo redactado de a poco, hasta conseguir metas impensables, límites tremendamente altos, pues como lo he dicho siempre: soy terriblemente ambicioso.

Can you try to understand my methods? Maybe, but you will never feel my real reasons, because you look like someone who wants to see my brain, but my mind is always a huge maze.

Solo yo puedo entender mis maneras de pensar y los objetivos que tengo en la vida, puesto que hacer dinero, como muchos en el panteón, no es específicamente lo que quiero. El linaje es el punto al que pedí llegar en mi mayor tiempo de lucidez y sé, que con la fortuna suficiente entre decisiones sucederá, volviéndome mucho más ágil para la interpretación sensorial de ideas y planificación de más puntos a lograr.

Hoy, probablemente salga con alguien a quien hace una semana conozco, el bella, en verdad lo es, sin querer ahondar todavía en ella, solo basta mencionar que, como siempre, cada uno de mis gustos, conforme el tiempo pasa, y la sabiduría se apropia de mí, viene a superar al anterior distinguiéndome en clase, gusto y sofisticación.

En la semana, no he sido el mejor elemento laboral, simplemente porque he dejado de lado cosas que tenía por hacer nada más por que como un niño distraído, lo hube olvidado. Hay tanto en mi cabeza que en ocasiones, se podría ver distorsionada la realidad, o quizá eso esperaba yo, no lo confesaré jamás. Los regaños vienen y van, para lograr, basta con aprender a actuar.

Poco

Es lo que alcanzo a dormir, sin importar que me acueste a las doce o una, termino despertando a las cuatro horas de sueño; qué más da, seguro es cuestión de preocupaciones o cosas por el estilo, las razones sobran cuando uno no tiene idea de cómo hacer las cosas bien, estoy aquí y quiero seguir esforzándome en pleno de mi desarrollo personal, pero consciente soy de que no muchos de mis méritos se encuentran en el proceso.

Discúlpenme si no me expreso con claridad, estoy sacado de onda, queriendo dormir un poco más sin conseguirlo, una hora llevo despierto, después de haberme dormido a la una anoche, una hora esperando a que todo vuelva a la normalidad; no mentiré, no entiendo muchas de las cosas que me suceden, estimo que mi estilo de vida está a punto de cambiar nuevamente.

¿Y por qué creo todo lo anterior? ¿Por qué ese miedo a avanzar? No se me juzgue por eso, por favor, es simple precaución; vivir entusiasmado por hacer las cosas de manera correcta, amando a muchos en el camino, esperando volver a verles, entregando de mí lo más valioso que es mi corazón, todo aunado a un camino en el que hay muchas formas de pensamiento distintas; lo sé, lo sé, el fanatismo se vuelve irreal, las dádivas del cielo parecen estar ausentes.

Mis letras, hoy como hace un tiempo, no tienen la coherencia ni el placer que me suelen dar implicados, solo estoy haciendo lo que creo conveniente; veo en el horizonte la propiedad de un vehículo, y es que no es simplemente que lo quiera, pues en donde vivo se ha vuelto una necesidad básica, también quiero hacer mucho más dinero, que las personas crean lo que quieran, mis objetivos son claros, sensatos y excelentes para todos.

Doblemoralistas hay en todas partes, que te dicen una cosa y asimilan otra, que tratan todo el tiempo de hacerte quedar en mal, de ridiculizarte, y así, jugando con los sentimientos. Lo he notado, reconozco que hay miseria en los ojos de gente alrededor; pero tampoco es mi culpa que no se dejen ayudar por uno, que no confíen en las maravillas a las que les proponemos integrarse.

Y ya, entre frustraciones por no dormir, miedos a no hacer bien el trabajo, paranoias ante una sociedad sumida en adversidad y engaño, lo mejor está por venir, siempre me mantendré fiel a mi palabra, responderé por lo que soy, pues mi valor va mucho más allá de solo eso; amor inmenso y sin merecimiento, pureza y gratitud involucradas, y el mejor de todos los posibles karmas.

Todavía

Y estás tú, frente al monitor, en el transcurso de la noche, determinado a escribir algo de una vez por todas, pero sucede lo incomprensible, ya que unos minutos antes te encontrabas lleno de lucidez y entusiasmo por iniciar una obra que cambiaría al mundo y su manera de pensar, que llegaría hasta la más inteligente de las almas convenciéndola de que eres capaz, pero no lo eres, no lo fuiste, simplemente te dejaste llevar por el momento, pues siendo claro, y nada pretensioso, realmente no crees que nada de lo que tus manos redacten llevará verdadero fruto.

Y lloras, entre desesperación y tormento, entre la frustración de saber que si al menos lo hubieras intentado algo sería distinto, no te animaste, no iniciaste, tapaste la lapicera y dejaste de ahondar en notas, a penas habías soltado cuatro palabras cuando te diste cuenta que el sendero al que te animabas a ingresar era grotesco, tenebroso, lleno de mal, suicida.

Cuando inicias en el mundo de la letra no te debes de rendir, dicen los grandes, muchas hojas van a ver arder en llamas, demasiado de lo que en un momento te parece grandioso, segundos después pasa a convertirse en basura, un desperdicio de tiempo, un desperdicio de talento, un desperdicio de creatividad, ¿o será que necesitas desconectarte de todo y empezar de una vez a declarar que es posible? Es lo que dicen, pero no les creas, el sistema está hecho para no poder más que él.

¿Y si hablo de eso?, pues es de lo que más sé, en lo que más he ahondado, son las líneas que más he podido ubicar una siguiendo la otra hasta descubrir la telaraña más horrorosa que la historia jamás habría imaginado posible.

Me daría a la tarea de hacerlo, aunque sé que mayor será el rechazo que la aceptación ante tan inminente acusación de las diversas fuerzas que lo controlan todo. Entre mis ideas surge una mejor, utilizar seudónimos para cada una de las áreas, de las casas, de las etiquetas que tuve que preparar en el camino; me crean o no, esto debe de ser publicado, por mí o alguien más, no me importa, quiero el dinero que para mí esté preparado.

No hay novela más influyente e importante para la vida de un ser humano que la experiencia misma de saber que es un hecho verídico; la historia es contada de modos que todos ignoramos, eso es bien sabido, pero los sucesos están, los lagos de sangre relacionan los pasados de grandes héroes y villanos por igual, y yo quiero del pastel una buena tajada, pues pretendo empezar a hablar en cifras mayores, si mi silencio quieren, lo tendrán a cambio de todo; o tal vez más.

Recordando lo que una vez dije: "Todos somos prostitutas..." Hay un plan, siempre, excelente, preciso, completo, único, íntegro, trabajado de una y mil formas, pensado para penetrar hasta el más rígido de los corazones, tenme por loco si gustas, ni tu opinión ni la de nadie ajeno a mi propio ser puede intimidarme o molestarme, al final, gracias al Cielo, sigo siendo libre de expresar lo que pienso, todavía.

Mirada

Depende de la línea conversacional que uses para definirme puedes encontrarte desde un tipo acomplejado con destellos de alegría a un ser inmensamente feliz que sabe publicitar su agonía, ¿qué parte prefieres? ¿Por qué crees que lo haría?

Cada una de las palabras expresadas en mis textos tiene una sensación claramente impregnada, para que el amable lector se de una vuelta en los contornos del Universo que supone mi mente; aunque como tal vez imaginen, me he dado a la tarea de crear en torno a lo que pienso un sinnúmero de muros cual laberinto de imaginación.

¿Hay miedos e inseguridades? Claro que sí, querido amigo, soy humano igual que usted; cada día despierto con añoranza de llegar al final del mismo sano y salvo, cada día anhelando que el amor de alguien me acompañe, porque al igual que usted, me reconforta saberme parte de algo.

Y así podría continuar, explicando cuán maravillosos son los momentos que describo de a poco en este sitio, pero quiero que sepan que sucedió algo, con una persona que conozco hace años, que prácticamente me gritó de frente: Tienes que hacer lo que te propones ya, ahora, lanzarte. Pues acaba de publicar un libro con mucho menos experiencia redactando que un servidor, pero ánimos que admiro con toda mi alma.

Empecé hoy, las letras son solo uno de esos diminutos escaparates en los que había notado mi destacar; pero está el asunto social, soy bueno conociendo y aprendiendo de la gente; también el organizacional, pues se me da gestionar correctamente; y hablando de lo práctico, llevar al hecho lo que pienso, es un paso más, uno grande, destacado, convincente.

Ahm, conocí a alguien; de mirada intensa, como es bien sabido que me atraen, de cuerpo hermoso y personalidad destacada, una mente brillante e inquieta, todos saben cómo me pongo con asuntos relacionados al romanticismo; lo admito, puedo volverme un melón de tanta dulzura. No diré mucho de ella todavía, esperaré a que los días pasen y pueda adentrarme más a su ser, que es lo que más deseo en este momento.

Viva la hermosura de observar el entorno a través de esos provocadores ojos, que instanciados a una con el cielo, llegan justa y poderosamente a un corazón abatido, herido, afligido, pero amante de lo que hay, de lo que ha conseguido, de lo que vendrá posteriormente, pues soy adorador de levantarme y continuar con renovados bríos.

Música

Hay muchas cosas que necesita el alma para mantenerse bien alimentada, una de ellas es la buena música, desde los tonos alegres y continuos que relajan, hasta los intensos llenos de poder e ira para cuando estás en un modo de actividad extrema; ayer descubrí en mi cita dermatológica que el estrés me saca ciertas cáscaras del rostro, cosa que siempre he detestado, pero ahora sé de dónde vienen.

En la semana, específicamente el miércoles y jueves, las cosas en el trabajo parecían no funcionar, todas y cada una de las actividades que hube hecho me salieron mal, de principio a fin, como si me hubiera puesto a propósito a fallar terriblemente. No lo niego, entré en una estela de desenfoque y presión terribles, solo quería irme a casa a dormir, pero ni dormir bien pude.

En fin, la semana pasó, el viernes salieron más actividades por realizar que me salieron bien, no mentiré, la ayuda de Julio fue fundamental en mi realización de los cambios, pero los hice, terminé todo correctamente, espero seguir así, que las cosas me funcionen me gusta.

Soy una manzana justo como la que Fernanda está pintándome, podrido y repugnante de un lado, una delicia del otro, cada quién decide qué parte de mí obtiene. Al final todos somos así, ¿no? Mostrándonos cual exquisitez para quienes nos tratan bien y siendo pésimos con quienes queremos mantener distantes.

Soy transparente y algo cínico, pero gracias al hecho de haber mantenido un perfil bajo y regular no me he metido en problemas serios con nadie, ni me he buscado proyectores innecesarios. En un rato saldré al centro, a caminar y desenfadarme, a realizar más pagos pendientes y avanzar en la liberación de deudas; mientras, sonriente, disfruto de la nueva música recopilada, que si bien tenía a mi alcance, no me daba tiempo de poner en listas.

Salud a todos, continuemos teniendo una estupenda interrelación, amándonos, estimándonos y viéndonos respetuosamente.