Paz Interna

¿Qué es la felicidad? Desde mi apreciación, es un concepto abstracto y reconocido individualmente ligado al cumplimiento de nuestras metas, unificado a un entorno saludable, lleno de alegrías y solvencias, en el que hayan muy pocas o nulas carencias, lo que otorgue al individuo el beneficio sentirse pleno y en completa vitalidad.

Lamentablemente en nuestros días, vivimos bajo un entorno de constantes depresiones, estrés y ansiedad, a menudo causadas únicamente por aquello que simbólicamente nos hace daño, pero gracias a nuestro permiso, dejamos crecer negativamente hasta convertirse en una enfermedad repleta de trastornos físicos, mentales y sociales.

Cosas así me han sucedido mucho en los meses recientes, aunado a eso mi cuerpo presenta mecanismos automatizados de defensa transformándome en una persona distinta a quien un día fui como alertas rojas conforme el tiempo ocurre. No hay mil recetas secretas que haya que seguir para mejorar todo, de hecho consiste únicamente en una: Estar en paz conmigo mismo.

¿Por qué no he alcanzado la paz interna? Tengo que aceptar que he acarreado problemas de índole emocional desde que me sentí abandonado en este lugar, probablemente por darle demasiada importancia a circunstancias que deberían no afectarme tanto, dejando crecer mecanismos que me alejen del exterior evitaba todo contacto con personas ajenas que pudieran en tal o cual medida provocarme sensaciones que me llevaran a caer a puntos más profundos.

La inestabilidad podría decirse que va de la mano con un montón de síntomas como el no dormir o comer como es debido, la pérdida de desarrollo interpersonal y un puñado de malestares físicos y hormonales, que al paso de los días se vuelven una carga difícil de llevar a cuestas.

¿Cuándo decidí cambiar? No lo he hecho al cien por ciento; pero he dado pequeños pasos que me harán mucho bien en un futuro próximo: Dejar ir lo que estaba arraigado a mi corazón y con eso, permitir que las heridas sanen a su propio ritmo. Las letras oscuras concentrarlas en documentos que puede ser no sean públicos nunca, hacer amigos y mantenerlos cerca, perdonarme por mi aspecto y prometerme que algún día esto será una linda anécdota, creer más en mis capacidades dándome la oportunidad de tratar nuevos caminos y sobre todo, amarme incondicionalmente.


Negatividad Sin Inspiración

Me he tardado en expresar la falta que me hace una mirada, ocultarme entre escombros ya no sirve, la manchas están ahí, lo confieso, pero igual necesito el cambio. Salir a conocer gente, platicar y que las horas pasen, ser parte de la vida de alguien más de día y noche, no olvidarle ni que me olvide, que me sea posible estar al mismo tiempo en el mismo lugar, todo sea por compartir.

Tal vez fui hecho para dormir durante el día y escribirle al amor por las noches, aunque no solo al amor le escribo; a la inocencia, al miedo, a la negatividad, a los triunfos, a la vida y a la muerte les he dedicado versos. Estoy aquí, tendido esperando sentir la inspiración que a veces se apodera de mí, regalándome notas hermosas, que si bien casi nunca son historias, son parte de lo poco que he podido producir de la nada.

He querido escribir guiones, he fallado; he querido escribir novelas, no he terminado; he querido dejar atrás esta presencia desesperanzadora y tampoco lo consigo. Me veo cada mañana al espejo y me repudio por todo el mal que he cometido, todo es culpa de mis decisiones faltas de cerebro, por la poca o nula actividad con fin de liberarme de mis miedos; pero también comprendo la otra parte, la que nadie entiende, la que está enfocada a los destellos de virtud entre el montón de porquería.

No se trata únicamente de escribir estrofas sin sentido, hay que ponerles forma, y eso lleva tiempo, pero más allá implica pasión y valor, porque es muy fácil opinar entre cuatro muros, donde nadie nos escuche, maldecir a la mesa con la que nos hemos golpeado sin que otros se enteren, pero para que algo sea público y aceptemos que es de nuestra procedencia, hay que defenderlo con fuerza, con intención y sostenerlo a pesar de que a nadie más le agrade.

Así funciona la verdad, esa que no depende ni de mi perspectiva ni de la de los demás, esa que está por sobre todas las cosas, y sucede sí o sí, sin medias tintas, sin aproximaciones o estimados, se da por su naturaleza innata. La introspección podría sacarme de pobre si a los demás les interesara, y sobre todo si evitaran verla como un concepto completamente superficial y egocéntrico, porque el deseo de mi corazón, aunque no lo parezca, es que quien lea mis letras, encuentre un reflejo de la extrañeza de la vida en mí, que mis palabras tal vez no funcionen para ellos de camino, pero sí como un registro más.


Renovando Todo

Es muy sencillo dejarse caer y olvidarse de todos los méritos que se han alcanzado cuando uno entra en depresión; los amigos parece que se van de nuestras vidas y nos enfocamos en las deficiencias. Creo estar en lo cierto cuando aseguro que no soy el único que he pasado por tiempos difíciles, lo mejor es darnos cuenta que es hora ya de abrir los ojos a la realidad y comprender que lo peor que nos ofrece la vida es precisamente aquello que nosotros consideramos malo, puesto que entre dardos de virtud y veneno no hay mucha diferencia salvo la percepción, aquello que algunos usan para impulsarse y ser mejores, otros simplemente lo asimilan como toxicidad permitiendo que les afecte mucho más de lo que debería.

Por eso siempre he dicho que no es agradable darnos demasiada importancia, total, opiniones de todo tipo vamos a encontrar allá afuera, lo importante es aprender a crecer y no dejar de hacerlo; si nos afanamos a temporadas baja, a ilusiones, a cosas que todavía no están ahí, eso según sé se llama ansiedad; y la ansiedad no es otra cosa que el temor al futuro. Así como la depresión es el miedo al pasado y el estrés es la desesperación ante vivir el presente; pero es tiempo de relajarse, entender que las cosas tarde o temprano hacen su función. Absorber lo más que podamos y seguir en pie, dando chance al desarrollo personal y abriéndonos a lo que haya que coincidir del interpersonal.

Hay muchas personas valiosas, que no nos quieren ver tirados al drama y entregados al dolor; a ese tipo de gente hay que escuchar, seguro habrán de aconsejarnos de acuerdo a lo que saben. No todos son malvados, es claro que cuando nos sentimos miserables, pensamos que el mundo en general está y estará en nuestra contra, cosa más errónea no podría pasar, pues cada uno pelea sus batallas y nadie tiene tiempo de andarle haciendo la vida imposible a los demás.

En fin, esta nota es escrita como prueba, pues tengo que corroborar que algunos cambios que he hecho en el sitio se están funcionando. Los cambios ocurren todo el tiempo, a veces habrá que aprovechar los malos ratos para continuar renovando todo.


Brianna Hildebrand

A pesar de qué he escrito a lo largo de los años cerca de novecientas entradas de diferentes temas en general, creo que hasta el momento no me he dado el gusto de escribir de, por ejemplo, algún "crush" en específico de, ya saben, las chicas de la televisión o la pantalla grande por ejemplo. Hoy le dedicaré el título y el último párrafo de esta nota a una chavita que desde hace uno o dos años me parece tremendamente linda, como mero homenaje solamente; ya después que tenga chance, podré publicar algo más en forma. He atrasado varios proyectos debido a mujeres atractivas como no tienen idea, pero ese es tema de otra entrada.

Quizá vivir repleto de frustraciones está bien a veces, la presión extrema puede convertirse en un motor o una olla a punto de estallar, y conocer tanto nuestros límites como nuestras formas de afrontarlo es la manera más conveniente de salir adelante. Lamentablemente yo reconocí antes de que el año pasado terminara que este sería el más difícil para mi vida debido a un sinnúmero de variaciones de estado por las que estoy pasando, no voy a mentir, sigo en la misma premisa, haber tomado malas decisiones desde ciclos anteriores me tiene cautivo en una prisión de frustración, infelicidad y paranoias constantes; pero sé que mi cuerpo, corazón, mente, alma y espíritu han alcanzado la fortaleza suficiente para salir avante de esta mala racha.

Mi situación actual es, para quienes no se han dado cuenta incluso conociéndome, que atravieso un tobogán de negatividad que me consume lentamente; tratando de mantenerlo lo más al margen que he podido he recurrido a una cantidad considerable de opciones desde el aislamiento, la falta de expresión, el miedo, la huida, hasta la autocrítica pública, burlona y destructiva, el despotismo y el egocentrismo.

Como experimento cualquiera creería que ya es tiempo suficiente, pero el rito no termina aquí, no es posible, no es algo al alcance de mis manos; el cambio llega conforme la máquina puede funcionar, y la misma no se puede echar a andar si se han robado los engranes, si le falta lubricación, si no tiene impulso. Probablemente algunos de ustedes me comprendan y tal vez sean como yo, que trabajan de manera óptima cuando encuentran la armonía en el entorno de su andar, pero mientras eso sucede trastabillan entre caerse y mantenerse en pie hasta que el tiempo y el karma les devuelvan la razón.

Brianna es una preciosa chica de 21 años actualmente, es mayormente conocida por haber interpretado en la película de Deadpool a Negasonic Teenage Warhead. Entre sus características estéticas personales que la hacen especialmente atractiva para mí está el hecho de que ha salido con el cabello muy corto, casi nulo, ya que guardo una premisa en mi mente que siempre respeto en relación a la lindura femenina, y esta es que si una dama me gusta tengo que asimilarla rapada, para corroborar si es belleza genuina o no. De la actriz en mención me parece estupendo su puntiagudo mentón, que va de acuerdo al resto de su estructura ósea y la redondez de su pequeña cabeza; su pequeña pero muy bonita nariz, el contraste de sus ojos con el claro de su piel es perfecto también, sus orejas son pequeñas con lóbulos internos (cosa que siempre observo en ellas), la forma equilibrada de su cuello en proporción al tamaño y aspecto de sus hombros concuerda con una presencia corporal atlética y al mismo tiempo elegante. En fin, ya no quiero seguir con ese tema, solo era una probadita de lo obseso que me pongo a la hora de analizar y escribir de alguien que me atrae.