1000

Considerar que son mis vacaciones personales estas dos semanas en casa de mis padres, estando con ellos y pasando tiempo excelente con la familia ha sido una muy buena decisión, y estoy feliz por eso.

El fin, después de 12 años de publicar entradas en este sitio, he llegado al millar de publicaciones; cada una de ellas más personal que la anterior, desde mi corazón hasta lo más superficial de mis gustos ha quedado aquí descrito, y me agrada lo que se ha logrado, un montón de textos con trocitos de mí para formar una ensalada de peculiaridades, defectos, pero también dichas y momentos brillantes.

Durante este periodo de tiempo he trabajado en fortalecer mi algoritmo y su alcance, proyectando y proponiendo de modo que siga funcionando en su versión gamma y de cara a su forma beta para el próximo año. La media de crecimiento ha sido maravillosa, teniendo en cuenta que a penas son un puñado de amistades los asociados y que se quintuplicó el monto establecido en el mes que lleva el año.

No he de mentir, ha quedado de lado el asunto de la dieta posterior a mi despido; una de las desventajas de estar en Colima. Tampoco es que me sienta sin consuelo, pues consciente estoy de que una de las grandes motivaciones de volver al ruedo de lo "godín-laboral" es precisamente esforzarme por mejorar mi calidad de vida (hablo tanto de la intelectual como de la física).

También tenemos la tarea de colocar unas repisas en estos días, para incrementar el espacio ocupado por mi librero distribuyendo los libros más y mejor en los espacios.

Finalmente tengo que confesar que estoy agradecido a la vez que sorprendido por alcanzar el número de textos mencionados, sinceramente comprendo lo difícil que es mantenerse a pesar de no poseer comentarios o visitantes recurrentes, puesto que mi intención va mucho más allá de producir una influencia temporal en un puñado de personas, esperando sinceramente que sea posible dar a conocer con claridad material que podría enriquecer la percepción de lo que soy, y en primer lugar, para que mañana al releer pueda decir alegre: Se superó tal o cual obstáculo.

Mi compromiso ahora es incrementar las letras a mi vida,
deseando encontrar cada vez más vida en mis letras.


En el Precipicio

Ha pasado de todo en lo que fue el mes pasado. En primer lugar me quedé sin empleo abruptamente, en términos generales la reforma fiscal afectó la situación de la empresa en la que solía trabajar y algunas cabezas rodaron, entre ellas la mía.

Después de quedarme sin trabajo comenzó la travesía de regresar mis pertenencias a Colima y algunas a Guadalajara (mi probable siguiente terreno laboral). Estuve por una semana más en CDMX recapacitando acerca de mi situación y siendo honesto, sufriéndola más de lo que creí.

Es la primera vez que me quedo en la calle en una ciudad donde no puedo huir tan fácilmente con un familiar o amigo cercano; demasiadas cosas cruzaron mi cabeza. Aunque también es la primera vez que ocurre cuando ya estaba trabajando en un proyecto personal alterno.

Seré sincero, mientras más observaba la situación, más me atemorizaba el haber perdido mi tiempo durante todo ese periodo; porque en resumen, mi cuerpo estaba en sus peores condiciones, no tenía a nadie para compartir mi tiempo y no había amigos o parientes que apoyaran en mis distracciones. Estaba atorado en un bache del que urgía salir.

Un par de semanas más tarde me encuentro nuevamente en Colima, en casa de mis padres; como buena noticia, mi algoritmo sigue funcionando correctamente y sin errores. Por consejo de ellos estaré por acá hasta la próxima semana, lo que es bueno, porque puedo aprovechar a resolver pequeños pendientes que tengo.

Desde el punto de vista laboral, todavía no empiezo a buscar trabajo o mandar mi información a empresas; estoy esperando a estar de nuevo en Guadalajara para comenzar a hacerlo. Sé que mi motivación estará a tope cuando ande por allá.

Sin lugar a dudas ha sido un periodo de tiempo de autoanálisis fundamental para mi crecimiento personal, estoy empeñado en mejorar mis cualidades de ingeniero pero no me encuentro obsesionado con encontrar "un gran trabajo"; de momento, hablando con el corazón en la mano, mis proyectos personales y los amigos me sirven de gran ayuda para no quedarme en la calle. Es de lo que estaré agarrado si quiero progresar y salir de este rato oscuro.

Me faltan algunos detalles, entre ellos la literatura y escritura se han quedado de lado un poco. Pues uno de los pilares de mi vida ha trastabillado; y en lo que se armonizan las cosas, necesito "reiniciar mi ser nuevamente".

En fin, agradezco seguir existiendo y poder demostrarme a mí mismo que no importa la profundidad de un precipicio o el tamaño de la caída, siempre es posible emerger, levantarse y seguir creciendo.


Antipropósitos 2020

Vas a cambiar para bien, vas a lograr tus metas, y conforme cada una de ellas vaya quedando atrás, te darás cuenta que lo que más valoras no es el obtener objetivos, sino el esfuerzo invertido en el proceso. La semana pasada estuve con mis padres, de vacaciones durante casi una semana.

Amé cada instante que pasé con ellos y mi hermana; mi mente criticaba una serie de cosas, defectos míos principalmente. Conforme transcurría el tiempo, agradecido me sentía de que ellos estuvieran ahí para mí. Cuidándome, recordándome, regalándome su corazón a cada momento.

Estaba tratando de ser un hombre sensato, explicándome mis deberes como si fuese un tercero; recordaba que no había escrito mis antipropósitos para el año actual, ya han transcurrido once días y no había publicado nada, así que aquí van:

1. Voy a dedicar más tiempo a mí a pesar de parecer egoísta y arrogante en el proceso: A leer, a jugar, a escribir, a consentirme, a dormir, a viajar.

2. Voy a preocuparme poco o nada por conseguir enamorar a alguien, por buscar caer bien a los demás o por mostrarme con defectos tal cual soy.

3. Voy a fracasar en mis intentos por aprender cosas nuevas.

4. Voy a tener una opinión más saludable de mí y aceptaré mis imperfecciones con valor.

5. Voy a flojear cada que tenga oportunidad. Y lo disfrutaré.

6. Voy a opinar menos y callar más.

7. Voy a gastar menos en deberes y más en placeres.

8. Voy a quedarme sin bañar si algún día no tengo ganas, y está bien.

9. Voy a comer cosas que me gusten, y procuraré evitar aquellas que honestamente no.

10. Voy a tomarme menos en serio a mí mismo. Me reiré de mí cada que pueda.


De Algoritmos y Números

Excelentes noticias relacionadas al funcionar de mi Algoritmo, la primera versión del mismo, lleva 9 semanas generando excelentes beneficios. Detuve de tajo la versión de alto riesgo (HRA) debido a que me encontré con un fallo que no había calculado antes; pero eso me llevó a identificar un potencial punto de crecimiento; en este momento trabajo en recopilar información suficiente para la evolución de la primera versión, con una especie de Amalgama entre ambas variantes del mismo.

Todos son números en mi cabeza recientemente, faltan muchísimos datos por analizarse, pero me encuentro en un punto de no retorno; el 2020 será el año Gamma de mi Algoritmo y el plan es aprovecharlo para afianzar la confianza de mis amigos asociados que se integren.

Probablemente después de unos dos o tres meses continuaré trabajando con la versión Amalgama como la principal y única; creo con todo mi corazón que es algo que va a funcionar correctamente. Si todo lo anterior ocurre sin errores, estaríamos hablando de unos cien mil escenarios simulados para fin de ese periodo, lo que daría la fuerza y seguridad suficiente a mi programa para adentrarse al 2021 en una fase Beta con apertura a público limitado.

Todavía no terminan los dos primeros meses de que saqué adelante este proyecto en su versión Gamma, con la incorporación de las primeras aportaciones, identifico un crecimiento interesante, ordenado y constante. Es cierto que la variación de beneficios difiere en comparación de unas semanas con respecto a otras, sin embargo, hasta ahora sigo conservando mi palabra y continuando con el cumplimiento del compromiso mínimo que adquirí al comenzar la fase Gamma, e "Inversátil" sigue adelante.

Veremos qué nos depara el 2020, esperemos que sea un excelente año para mi proyecto y para mí. Próximamente estaré publicando los "antipropósitos". Quiero agradecer a cualquiera que haya invertido un par de minutos en leerme durante lo que va del año; les he tomado un cariño especial a pesar de que rara vez me doy cuenta quién ha pasado por este sitio. Deseo que durante estos días sus vidas se llenen de dicha y energía positiva para empezar el siguiente ciclo con todas las ganas y en la mejor forma. Un abrazo.