Andrómeda Y Algo De Presión

Fracasé en mi intento por dormir hoy, no culpo a nadie, creo que soy yo y el montón de pensamientos que agobian mi cabeza; quisiera tener la capacidad de dormir una o dos horas con éxito y no necesitar más que eso para sentirme pleno y fuerte al día siguiente; además, he tenido entre las imágenes que aparecen, la constante de irme, a no sé dónde, simplemente alejarme, salirme de mi zona de confort, cambios verdaderos, significativos; creo que me vendrían bien.

Y bueno, ante el deseo inminente de cambio, mi cerebro no me deja en paz, se la pasa dando vueltas, que si a Londres, que si a Lombardía, que si a Munich, que si a Burdeos, que si a Tel Aviv, o algún otro lugar más al norte en el continente, el punto es que quiere irse, alejarse, volver a empezar como dice la canción que suena en mi mente: "What happens when you lose everything? You just start again. You start all over again."

Y sí, estoy enfurecido, molesto, deseoso, ambicioso, y desvelado; estos desvelos no me dejan más que ideas interesantes, hasta que se cumplen, hasta que suceden. La música, ese deleite artístico que me llena de un tipo especial de gozo cada que encuentro una pista nueva que me gusta, es hermoso, es maravilloso; tuve que reducir el número de canciones en mi lista de "Hots" a solamente once, a partir de ya, los ciclos de mi vida quedan fraccionados a la mitad aproximadamente (45 minutos).

Tengo que escribir, hablo de escribir verdaderamente, sacar adelante ese libro que quiero presentar para el concurso; ya lo tengo todo pensado, pero de pensarlo a vaciarlo a texto hay una gran diferencia, ¿un mes me será suficiente para conseguirlo? No lo sé, tengo miedo, lo confieso; además hay muchas probabilidades de que a nadie más le guste y que quede como un vil miserable, un idiota. No alcanzo a distinguir si el fracaso o el no acabar es lo que me causa más horror.

Y otra rola que, estupendo material que disfruto durante la noche de esa lista de mis once: "When the passing looks to die for take it in your heart now love her. When the case is out and you're tired and sodden, take it in your heart, take it in your heart." Esos ritmos me tienen capturado desde ayer, quizá sea una buena señal después de todo, y mi sueño, en cierto sentido, me está diciendo algo en sinfonía con la melodía del soundtrack de mi velada...