En pleno 2019

Cosas que pasan en pleno 2019:

Ruidos en la noche no me dejan dormir; ah, esperen, estaba soñando esos ruidos. Durante el sueño descubro que unas diez personas con rostro de piedra me persiguen mientras el ruido de sus pisadas es el mismo que brincotear entre charcos.

Es de madrugada y a penas una luz iluminó lo que sería sus caras para permitirme identificarlos. Horas más tarde, una o dos, estaba despierto, sin sueño, pensando en cómo solucionar unos pendientes en mi vida; tendría que ser menos complejo de lo que parece. Entonces, ver el reloj es pertinente antes de encender la computadora... Para hacer cuentas, para reducir variables... 4:06 AM, todavía falta un rato para que sea tiempo de irme a la oficina.

Máquina en cama, brillo al mínimo, tecleo de contraseña, se despliega el buscador, "recuperación y restauración de certificados", dos enlaces patrocinados, clic... Minutos más tarde estaba descargando un archivo disponible para mis 64 bits; no funciona el generador a partir del movimiento del mouse, como siempre, páginas y aplicaciones parcialmente funcionales.

6:00 AM, hice lo que pude, me meteré a bañar más temprano, ya qué, sirve que espabilo. Aquí estoy tres horas después con sueño, pensando en que de haberme vuelto a dormir, quizá los hombres con rostro de piedra serían amistosos conmigo, o tal vez no, pero me sentiría un poco menos adormilado.