Preparado Para la Acción

Estuve revisando mis cuentas pendientes ayer y me llevé la terrible sorpresa de que todavía debo un montón, lo positivo de esto es que volví a hacer mi listas de deudas para organizar así mis pagos y demás pendientes.

Hace como dos años, cuando me transformé por completo, el mantener una agenda bien organizada me hizo posible terminar con la mayoría de mis deudas; hoy, debido a todo este tiempo que estuve dejándome caer en depresión, ansiedad, estrés, obesidad y demás enfermedades del siglo moderno, había dejado de lado también esa parte importante en mí que tanto bien me había hecho.

Como saben, tengo algunos proyectos enfocados al crecimiento cultural pendientes, y no puedo esforzarme por ver cien o mil películas, cuando estoy dejando de lado otra cosa que es muy importante, la lectura. Por lo cual, he tenido que volver a recurrir a las notas y otras herramientas para cambiar para bien en ese aspecto, claro que si como consecuencia colateral se ve beneficiado mi cuerpo, no tengo nada de qué quejarme.

Entre mis planes pendientes también se encuentra el salir a conocer más lugares; alguien me dijo que es perfecto estar en CDMX para conseguirlo puesto que de aquí salen rutas aéreas y viales a cualquier rincón del país y hasta el extranjero si así quisiera. El consejo que la gente de aquí me ha dado es: Viaja, viaja todo cuanto quieras. Seguramente será una de las cosas una vez que salde la enorme suma de dinero que tengo en números rojos.

Por cierto, cuando vine a la entrevista laboral fue mi primera experiencia en avión, y he de mencionar que estuve más asustado la primera vez pero el viaje, aunque lleno de turbulencias, no me desagradó. Pero eso sí, en el tercer vuelo que tuve, ya para venir a establecerme, no teníamos piloto, el amigo ese era fanático de Rápidos y Furiosos o así parecía por la manera de despegar y aterrizar. No fue una experiencia buena ese día.

Y ya, me voy, que tengo que planear y analizar mis números de diversas fuentes, que ustedes no se han enterado pero hasta la renta de donde vivía me tiene en estos tiempos porque no me han pagado lo relativo a mi liquidación de la empresa en la que trabajaba. Ah, y bueno, no quiero decir todavía en dónde trabajo hasta el día que se oficialice mi ingreso, mientras tanto yo llamo a este periodo, "vacaciones pequeñas". Adiós.