Sin Sentido

¿Les pasa que tienen una idea dándoles vuelta en la cabeza todo el tiempo deseando salir de ahí sin éxito alguno? Había puesto mi intención en escribir acerca de experiencias y vivencias, ¿qué pasa cuando te almacenas entre cuatro paredes y tu única comunión con el exterior es buscar el color gris?

¿Orgullo, temor, envidia, soberbia, presunción, procrastinación? Todas son válidas y al mismo tiempo erróneas; los episodios dolorosos y sus memorias causan depresión, la falta de ganas de hacer cualquier cosa, una muestra de que algo no va muy bien que digamos... ¿Y qué me dices de conocer? Estás en una Ciudad cuyas atracciones escasamente has visitado, deberías, tendrías que, procura hacer algo ya. ¿Por qué tanta impotencia?

Si lo supiera, si de verdad lo comprendiera. Todo es borroso, incómodo, un desastre. Repercutiendo en lo que me rodea, desde la gente hasta las pantallas a las que estoy expuesto, ¿y la música, salir a caminar y respirar el aire fresco como solías, leer y observar nuevas historias? ¿Te sientes bien? La respuesta en mi mente se repite constante, "no me siento mal", dijo el enfermo.

Me hubiera gustado que las palabras aquí colocadas tuvieran un origen y un significado sencillo; no es así. Me apasionan los números y el análisis... ¿Eso hacia dónde me lleva? Todavía a nada. Falta que pasen algunos meses para que el algoritmo pueda ser probado finalmente, lo haré sin misericordia.

El horror de ser el espectro que se asoma y desaparece desde el espejo tras la puerta durante las noches sombrías, con ruidos en el techo de la habitación; desagrado inminente como consecuencia ante la falta de atención... ¿Cuerpos perfectos? ¿Ojos hermosos? ¿Labios carnosos? Todo es recitable, nada comprobable. ¿Cuál de todos se ha emancipado? Solo interesa seguir redactando de maneras que el testamento sea incomprensible, y que el día de mañana quien procure razonar los párrafos vean un abismo de desolación con destellos de dicha.

Pasa. Pasa que el tiempo es la variable que mayor efecto tiene sobre los hechos en cuestión, sin distinción de clases o públicos, la resolución y la penitencia son por resolución similares. El negro de las miradas no simboliza nada, el martirio del dolor continuo en las piernas no se puede traducir, el vómito del insensato puede no ser después de la ingestión de alimentos insanos, la bendición se vuelve interpretativa, la vida un lamento contemplativo. Nada dice el autor entre estas letras, se esconde solamente horrorizado tras la idea de desvanecerse, de desaparecer, de morir sin ser extrañado. Sin sentido.