Si Lees, Corres Riesgo

 Estoy aquí una vez más, pasadas las tres y media de la madrugada, el ruido del aire afuera es intenso y delicioso para un clima como el que es habitual en Colima, se escucha una alarma doméstica de fondo, perros ladrando y carros a la distancia.

Mi mente está triste, me encuentro más preocupado que nunca antes en lo que va del año; las cuentas ya no me salen, veo cómo lentamente se termina este ciclo y sigo sin ser funcional para el entorno que me rodea. Apenas ayer me sentía esperanzado con volver a enrolarme en la vida laboral de manera útil, con tremendo fracaso como desenlace en la entrevista que me dio para abajo, y lamentablemente no puedo dejar de pensar en cómo se me fue esa oportunidad de las manos.

En ocasiones me gustaría no ser tan pasional con mis metas y permitirme fluir libremente entre lo que me rodea; de hecho, había venido haciéndolo constantemente durante las últimas semanas, sin cerrarme a oportunidades y dedicándome a proponer. Pero al final no depende únicamente de mí; la consecución de penas y el entorno han sido parte fundamental en mi lucha por continuar. Atrás quedó, muy lejos de mí, la versión que se sentía capaz de alcanzar sus sueños, ahora solo pienso en poder dormir mañana o al menos seguir pataleando para no hundirme.

Innumerablemente me he repetido la frase de "esto es temporal", conforme el tiempo transcurre y mi ignorancia queda evidenciada, esa temporalidad me aterra. Es desgarrador no poder apoyar a mis papás como quisiera, es tristísimo encontrarme en una localización geográfica casi todo el tiempo sin poder moverme y hacer algo por mejorar, por falta de recursos, y ahora también, conocimientos.

Lo que depara el día de mañana para mí no está claro, a este punto no sé siquiera cómo voy a iniciar el próximo año o si terminaremos completos el actual; por que obviamente ese es otro de mis miedos y una cosa que me desalienta. Nadie va a venir a ponerse en mi lugar, darse cuenta de lo mal que está mi situación y regalarme un millón de pesos para que vuelva a activarme, nadie la hará, y estoy consciente de ello. Así que el adeudo de mi casa seguirá creciendo, probablemente hasta la pierda; los otros pendientes económicos también, ahorcándome. Y mientras, muero lentamente, en la autodecepción.

Lo reconozco, es hermoso ver cómo algunos de mis conocidos y gente en mi entorno crece a pesar de la situación en la que estamos metidos todos; me congratulo con sus logros y al mismo tiempo me aflijo con la inexistencia de los propios. Sin viajes, recursos, negocios, talentos, nada. Es cierto que desde un inicio he admitido que cualquier posesión es vanidad, pero vivo en este mundo, aquí nací, en estos tiempos, es lógico que también quiera poder construir un poco para dejarlo a quien termine conmigo esta historia.

Para cualquier novela, por entretenida que sea, cuando el héroe cae de manera recursiva en un ciclo de inminente derrota, si no se aplica un "deus ex machina", todo se iría al caño. Bueno, así de cerca estoy de que este trayecto termine del mismo modo. Solo me queda un comentario más por hacer ahora, a los que estén activos: Sigan haciéndolo, los necesitamos más todavía. A los que como yo, no encuentran la salida: Sepan que tal vez caigamos en la desgracia, pero el golpe no será del todo culpa suya, vayan preparándose.

No les voy a predicar esperanza, ni les voy a decir que mañana será mejor, solo les aseguro que si están conscientes de que pueden desvanecerse ahí mismo, la inminente aceptación de la caída será un proceso menos doloroso. Porque cierto es que, como dijo Jobs: "Si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón". Abracen, rían, lloren, coman, beban, bailen, canten, lean, escriban, amen.



A Message to Myself

 I know you think that you're not good enough, but instead of complain, keep learning whatever you can.

Of course you know geniuses and you're not even close to have their skills or qualifications; take it easy, you're running your own race and its versus your fears and limits.

Instead of wasting your time looking around or watching past times, be coherent with your dreams and continue moving.

For sure a lot of people will reach there before you can even open and close your eyes, but take it as something nice to see during your way to get what you deserve.

Never stop dreaming, but live everyday killing stupid fantasies and doing whatever can make your goals happen.

Don't cry about what you have failed anymore, rather celebrate what you have experienced and who you are today.

You're alive, you feel great, you're motivated, you will help others as much as they are helped you until now; because you're full of love to give (this is much more important than misery and self pity).

Use this post as your mobile-browser's home page. 

And remember: You have no to lose, there's nothing else in your bag, learn as much as you can.



Gracias Por Estar

 Si hace bastante que no escribía es porque estaba pasando por un periodo de adormecimiento intelectual, las ideas no fluían correctamente, las palabras no daban de sí una para ser redactada posterior a la otra, pero he venido aquí esta noche, en medio de la madrugada, porque tengo una confesión que hacer:

Con nadie en mi vida he podido liberar esa parte de mí que debería de causarme vergüenza por los complejos y temores, si un poder especial tienes, es precisamente ese, que estás cerca y logras mantenerme cautivo mientras extraes cada una de mis vivencias y provocas que mi gusto por ti crezca.

Conoces al cínico, al gordo, al débil, al deprimido, al frustrado, al molesto, al agradecido, al maniaco, al obsesivo, al desesperado, al torpe, al frágil, al valiente, al entregado, al honesto, al justo, al desagradable, al fastidioso, al incompetente, al luchador, al virtuoso, al descarado, al arrogante, al misógino, al engreído, al estudioso, al repulsivo, al caprichoso, al pasional, al distante, al enamoradizo, al cansado, al romántico, al esperanzado, al talentoso, al triste, al divertido, al simpático, al amable, al asocial, al bibliófilo, al melómano, al espiritual, y estás a un paso de conocer al monstruo, sin mostrar siquiera un poco de miedo, eso es lo que más me agrada de ti.

Con sinceridad, al cabo de los años a cuestas de conocernos, habiéndote hablado de cada uno de los rincones de mi existencia y dificultades durante la misma, sin importar lo grandes que hayan sido mis errores o terribles mis problemas, a pesar de las enfermedades; entre las sombras, como esa parte de mí de la que contadas personas podrían dar testimonio, te encuentro.

Se mantiene entre nosotros una conversación continua sin importar los lapsos de inactividad, pues mutuamente respetamos el valor que cada uno le otorga a su vida y prioridades; sin molestarnos o andar justificando la dosificación de atención, sin mostrarnos reacios y ante un mutuo consenso jamás emitido en palabra o texto, seguimos uno para saber del otro.

No estoy seguro de que esto sea amor o un afecto fraternal simplemente, entiendo que lo consideres de la misma manera; sin embargo, el respeto, la admiración y la atención que nos brindamos es suficiente para motivarme a escribir estas líneas con toda la experiencia acumulada.

Entre mis planes conscientes nunca estuviste, probablemente nunca más estés, pero estas letras sí son dedicadas a ti; pues a pesar de no sentir la explosión emocional que en mis enamoramientos antaño, el aroma a frutas y colores brillantes que me provocaba con su presencia Angie, el brote de espuma satisfactoria en mi estómago rebosante de alegría ante el que sucumbía al escuchar la voz de Bertha, o el torbellino de pasión desenfrenada que ponía alerta cada una de las fibras de mi cuerpo al pasar mis manos sobre la piel de Daniela, además de un par de casos fallidos que únicamente me hicieron comprender lo inexperto que soy en las artes amatorias; lo dicho, lo escrito, lo planeado y lo pactado, cada acuerdo que hemos realizado, me hace sentir en mayor medida interesado por ti.

Imagina el tamaño de la explosión que provocó en mi interior el gozo al saber que nos atraen las mismas fechorías, y por "fechorías" sabes tú perfectamente a qué me refiero, pero entre eso: El sarcasmo, el humor negro, el antiheroísmo, el pensamiento crítico, las expresiones atípicas, el fuego y el tiempo.

Hablar de dimensiones, distancias o idioteces del día a día, mientras se me escapa una sonrisa o un pequeño pensamiento contigo como protagónica recorre mi mente, sin darle más vueltas al asunto y aferrarme a una alucinación probable, estás ahí, que es lo importante, únicamente quiero decirte eso: Gracias por estar.




Tristeza Catártica

 ¿Es triste despejar dudas? El fracaso es una constante que inminentemente encontraremos adelante, sin importar el rumbo que tomemos, tarde o temprano la tristeza de no conseguir lo que anhelamos se hace presente. Así que, aunque triste, es catártico.

Llegar a un punto en el que tras analizar la consecución de decisiones te des cuenta que eres lo que eres como resultado de todos tus errores del pasado; poder agradecer sin embargo, que las experiencias vividas no han hecho más que nutrir tu alma y espíritu, es una enorme victoria.

Hace días veía una publicación de una chica extranjera en la que comentó algo que me gustó mucho: El mexicano siempre ve la virtud en las situaciones, no importa que le haya ido mal o bien. Si le fue bien, lo celebra con todo su ser y si le fue mal, toma con optimismo el aprendizaje adquirido.

Ya sabes, el proceso de reincorporación ante el duelo es complejo; pasando por todo el tiempo que supone la negación, después hay que aceptar que las cosas no son para uno, a veces esas etapas permanecen con uno durante años. De ahí el enojo, la ira, el coraje, lo que venga consigo...

Pero estuvo bien ilusionarse, siempre es bueno intentar, mejor es que el mundo reconozca que no pudiste conseguir algo que te vieron comprometido a alcanzar, en lugar de no haber movido un solo dedo. Porque peor que el fracaso es la mediocridad de la inacción.

Los deseos van a seguir llegando, y tanto los objetivos como los obstáculos son entes dinámicos. Tenía que sacar lo anterior de mi sistema, necesitaba expresarlo en algún lugar y que quedara evidencia.