Brianna Hildebrand

A pesar de qué he escrito a lo largo de los años cerca de novecientas entradas de diferentes temas en general, creo que hasta el momento no me he dado el gusto de escribir de, por ejemplo, algún "crush" en específico de, ya saben, las chicas de la televisión o la pantalla grande por ejemplo. Hoy le dedicaré el título y el último párrafo de esta nota a una chavita que desde hace uno o dos años me parece tremendamente linda, como mero homenaje solamente; ya después que tenga chance, podré publicar algo más en forma. He atrasado varios proyectos debido a mujeres atractivas como no tienen idea, pero ese es tema de otra entrada.

Quizá vivir repleto de frustraciones está bien a veces, la presión extrema puede convertirse en un motor o una olla a punto de estallar, y conocer tanto nuestros límites como nuestras formas de afrontarlo es la manera más conveniente de salir adelante. Lamentablemente yo reconocí antes de que el año pasado terminara que este sería el más difícil para mi vida debido a un sinnúmero de variaciones de estado por las que estoy pasando, no voy a mentir, sigo en la misma premisa, haber tomado malas decisiones desde ciclos anteriores me tiene cautivo en una prisión de frustración, infelicidad y paranoias constantes; pero sé que mi cuerpo, corazón, mente, alma y espíritu han alcanzado la fortaleza suficiente para salir avante de esta mala racha.

Mi situación actual es, para quienes no se han dado cuenta incluso conociéndome, que atravieso un tobogán de negatividad que me consume lentamente; tratando de mantenerlo lo más al margen que he podido he recurrido a una cantidad considerable de opciones desde el aislamiento, la falta de expresión, el miedo, la huida, hasta la autocrítica pública, burlona y destructiva, el despotismo y el egocentrismo.

Como experimento cualquiera creería que ya es tiempo suficiente, pero el rito no termina aquí, no es posible, no es algo al alcance de mis manos; el cambio llega conforme la máquina puede funcionar, y la misma no se puede echar a andar si se han robado los engranes, si le falta lubricación, si no tiene impulso. Probablemente algunos de ustedes me comprendan y tal vez sean como yo, que trabajan de manera óptima cuando encuentran la armonía en el entorno de su andar, pero mientras eso sucede trastabillan entre caerse y mantenerse en pie hasta que el tiempo y el karma les devuelvan la razón.

Brianna es una preciosa chica de 21 años actualmente, es mayormente conocida por haber interpretado en la película de Deadpool a Negasonic Teenage Warhead. Entre sus características estéticas personales que la hacen especialmente atractiva para mí está el hecho de que ha salido con el cabello muy corto, casi nulo, ya que guardo una premisa en mi mente que siempre respeto en relación a la lindura femenina, y esta es que si una dama me gusta tengo que asimilarla rapada, para corroborar si es belleza genuina o no. De la actriz en mención me parece estupendo su puntiagudo mentón, que va de acuerdo al resto de su estructura ósea y la redondez de su pequeña cabeza; su pequeña pero muy bonita nariz, el contraste de sus ojos con el claro de su piel es perfecto también, sus orejas son pequeñas con lóbulos internos (cosa que siempre observo en ellas), la forma equilibrada de su cuello en proporción al tamaño y aspecto de sus hombros concuerda con una presencia corporal atlética y al mismo tiempo elegante. En fin, ya no quiero seguir con ese tema, solo era una probadita de lo obseso que me pongo a la hora de analizar y escribir de alguien que me atrae.