Deleite

Parecería que no he pasado por acá en días recientes, pero todo tiene una explicación lógica. Me baso en el hecho de que mis ganas de escribir, aunque muchas, y la inspiración constante, me han estado dando para hacer algo un poquito diferente. Eso no significa en absoluto que haya pensado dejar en segundo plano este lugar, pero como saben, cuando diversos proyectos se juntan, uno tiene que empezar a jerarquizar, o termina por abandonar proyectos anteriores (como han hecho muchos de mis conocidos a lo largo de mi vida).

Estoy aquí para informarles que ha sido una semana agradable, en la que muy a mi pesar por el trabajo el día de hoy (que vaya se ha puesto intenso, como consecuencia de constantes equivocaciones por parte mía, he de reconocer), he tenido tiempo tanto para leer como para planear, e incluso he podido empezar una aplicación ajena que promete ser un excelente producto si todo funciona como queremos y se sigue por el camino que dibujamos.

Pero como tal, hasta ahora mi vida se la ha pasado sucediendo entre planes; mi cliente más antigua como desarrollador independiente, de hecho me hizo una pregunta varios días atrás cuestionándome que a dónde me estaba dirigiendo yo con mi esfuerzo y que si lo que hacía lo valía. Sinceramente he de comentar que mi respuesta fue un simple: "No me tocó nacer en cama de oro", y no lo digo con perjuicio alguno, ni mucho menos estoy molesto con la posición que me ha tocado habitar en la vida; es decir, sé perfectamente que tanto hay personas que se encuentran en mucho mejor estado que yo en todo sentido, los hay quienes que están justo al otro lado de la balanza.

Simplemente dejé de lado algunas perspectivas que me venía bloqueando la visión más grande y aquellos procesos que desde su estado aparentemente oculto han ido generando en mi interior desde conocimiento hasta capacidades sensoriales y sociales sin darme cuenta. Es por eso que el rumbo que al final tome el navío llamado destino, de haberse planeado con sabiduría, pasión y amor, sin malas intenciones, termina por suceder.

Y bueno, es el resumen de lo que me ha pasado por ahora. He estado leyendo cosas lindas, cosas gratas, cosas filosóficas y hasta un poco lunáticas; entre ficción y cultos, entre sociedad y penas, todo es parte de lo que en la práctica ha sido un importante punto de inflexión entre el personaje que era, el que soy y el que seré. Al fin todos uno, al fin cada uno en su línea; dependiendo siempre de la perspectiva. Y ya está, escribir es un deleite, pero no se queda mejor del placer de leer, u observar y analizar. Bendiciones y lindo fin de semana.