Fruto

Me he quedado un poquito atrasado con la publicación de artículos que tengo pendientes, ha sido por razones diversas, desde andar de aquí para allá viajando a visitar a mis padres, a que entre semana los tiempos a penas han dado de sí para permitirme empezar la mudanza, y todos los inconvenientes durante eso.

He de mencionar que estoy alegre por lo que parece ser un nuevo lugar de residencia, mi plan es mudarme el día de mañana; ya he llevado varios viajes y me quedan pocas cosas pendientes. Dejaré aquí muy pocos artículos pendientes, más loza de cocina que otra cosa, aunque también queda en trámite el traslado de la computadora de escritorio, el pequeño refrigerador, la bicicleta, unas cobijas y los dos cuadros que tengo en el cuarto.

No sé, se sigue sintiendo algo extraño el asunto de cambiarme de lugar; me gusta aquí, al menos me gustaba hasta que empecé a notar todas las dificultades que me presenta el lugar, desde los vecinos que no dejan de incomodar a el quedarme sin servicio de agua una o dos veces al mes, una ridiculez que eso ocurra.

Me iré a un punto más cercano a donde pasa el transporte del trabajo, así que ya no podré poner excusas para tomar diariamente Uber, que dicho sea de paso me cuesta una fortuna al final del mes, también, es muy probable que me presten lavadora, por lo que el servicio de lavandería sería otro más que elimino de mi lista de gastos. Qué decir del hecho de que al estar tan cerca de una de las plazas que más me gusta de Guadalajara, tendré tiempo y forma de irme al cine a cada rato, escribir los análisis correspondientes y leer mis los tan amados libros de mi colección, que al día de hoy suman ciento ochenta.

Además todo lo anterior espero se resuma en una cosa más importante que todas: Tiempo. Teniendo más tiempo disponible podré realizar muchas más actividades de toda índole en beneficio personal y de crecimiento interpersonal. Claro está que todo depende de mi deseo, convicción y determinación a la hora de hacer las cosas, porque no es lo mismo proponer que alcanzar resultados.

Como ésta, muchas notas se me han quedado guardadas en la mente debido a la falta de tiempo y sobretodo de herramientas en el momento de querer hacerlos partícipes de lo que han en mi mente; quizá no sea pronto, pero tarde o temprano tengo la certeza de que esas ideas locas que se me ocurren podrán ver la luz, y lo más maravilloso de todo es que, llegará el día en el que darán fruto.