Colateral

En ocasiones uno necesita voltearse a ver al espejo a determinar qué es lo que ha estado haciendo mal; yo le he dicho que la quiero, se lo he dejado claro, que me gusta tenerla como parte de mi vida, que amo cada segundo junto a ella, pero no ha aceptado, probablemente no soy lo suficientemente valioso para merecerla; me pondría a llorar como en mis primeros años por la pena pero el punto es seguir adelante, si hay un gran agujero teniéndome atrapado, no importa que me canse en el proceso hasta la muerte, terminaré saliendo.

Más de una vez me ha comentado que le intereso, pero de dicho cualquiera se come un taco; si no te busca, si no te llama, si no te visita y no quiere que la visites, no hay más. Dicen que si ladra como perro, si tiene cuatro patas como perro y si come como perro, es un perro. Le he dado muchas vueltas en la cabeza al intentar entender lo incomprensible, que si yo le daría todo, que si a mi lado sería feliz, que si nada les faltaría; el punto no es ese, cuando alguien no te quiere en su vida, te aleja y se aleja, porque simplemente no te quiere, y ya está.

Siempre me ha dicho que quizá opino que solo me busca por interés cuando lo hace, y de ser así, que yo no lo había analizado de esa manera, sería algo triste y ruin que golpearía directamente en mi corazón; pero bueno, hoy no he venido a hablar de cosas tristes, quien me quiera encontrará la manera de volver a verme, me encontrará, quien no, dejará que las cosas se mueran, todo pacíficamente.

Hoy vengo a hablarles de un nuevo plan en mente; sí, ya sé que todavía no empiezo con la bitácora que les prometí, pero recuerden que esa la planeo iniciar a más tardar en Julio, ahora hay otros detalles que tengo justo a la vuelta de la noche; es demasiada información así que espero no confundir.

En primer lugar escribiré una carta dedicada a alguno de los personajes o varios, o como comentario anexo a la historia misma del libro que haya leído, en un sobre en la última página, eso como buena praxis de aquello que me mueve a la hora prima de leer, redactar.

En segundo lugar, he decidido alejarme de redes durante el transcurso de las semanas, dándoles la oportunidad durante el fin de la misma para ponerme al día; "lo que no edifica, destruye". Concentraré el resto de mi tiempo en aventajar otros pendientes, como el hecho de escribir aquí o sacar adelante los demás proyectos.

Como saben, o no sé si lo mencioné ya, me he quedado sin celular, así que la semana que está por iniciar me encuentro básicamente incomunicado; aunado al deseo de "paleolitizarme" parcial y temporalmente, me viene como anillo al dedo la falta de comunicación. Trataré pues de llamar a mis padres o visitarlos más seguido, evitando caer en la fatiga del alejamiento humano.

Colateral, debido a mi deseo de no alejarme de las personas, he tomado la determinación de avivar otros proyectos que he estado planeando y apuntando desde hace meses, con ayuda de quien o quienes me encuentre, mi bitácora hará uso de la herramienta fotográfica para verse enriquecida.

Sin más, creo que por el momento es todo lo que quería mencionar. Sí, estoy un poco adolorido emocionalmente por el hecho de que mi muy amada experta en nutrición siga negándose a atenderme, pero lo tomo como una invitación a tomar cartas en cuanto al rumbo de mi vida y salud, y asumo que lo importante es no morirse sin haber logrado algo, y con vida, hay oportunidad de seguir alcanzando y escribiendo nuevas metas. Fallar y levantarse, ese es un sano mantra. Salud a todos, paz y amor.